En países como Pakistán, donde no se respetan los derechos de la mujer, tampoco se respetan los derechos de los niños, ya que muchos niños en el país tienen que trabajar obligados, desde edades muy tempranas, acabando con su infancia, con su vida. Es un trabajo injusto para unos niños tan pequeños, de apenas unos años. Estos trabajos son variados, pero todo esto es algo injusto y hoy en día sigue habiendo muchos millones de menores que trabajan en Pakistán, a pesar de ser algo que va en contra de los derechos.

pakistan5.jpg

Esta fotografía es una clara muestra del futuro que les espera a todos los niños que nacen en Pakistán, al menos a la mayoría, ya que acaban trabajando en artesanía como este niño de corta edad. De este modo su familia puede tener algo más de dinero con el que salir adelante, pero el niño no tiene infancia, ni tampoco tiene derechos, visto lo visto. A pesar de las denuncias de las organizaciones defensoras de los derechos de los niños, Pakistán no hace caso de nada de lo que le dicen y sigue defendiendo el trabajo de los niños.


Esto es un claro ejemplo de una sociedad atrasada, que no respeta los derechos de nadie y que además es una sociedad altamente machista, como todos sabemos. Es injusto que estos pequeños empiecen a trabajar tan temprano, cuando todavía no han podido disfrutar nada en la vida y ahora mucho menos. Es una realidad que sigue muy presente en muchos países, como por ejemplo en Pakistán.