Óscar Pérez lleva unos días atrapado en el Latok II, aunque el equipo de rescate está a punto de poder dar con esta persona que lleva tantos días allí arriba y cuya vida corre peligro. Es un rescate como siempre muy complicado y las condiciones en las que se encuentra Óscar no son nada buenas, pero todos tenemos la ilusión de que todo salga perfectamente y este montañero pueda volver a su casa, con su familia, que es lo que ahora desea todo el mundo y sería una gran alegría poder verlo de vuelta.

latok.jpg

Ahora mismo el equipo de rescate tiene en cuenta que las temperaturas son bajas y que además la hidratación del montañero es complicada, sobre todo porque tiene un brazo que no lo puede mover. El tiempo corre en su contra, pero en la montaña hay que hacer las cosas con cabeza y no se puede cometer fallos, ya que de lo contrario el rescate sería un fracaso, algo que no se debe pensar, porque en estas situaciones hay que ser positivo y pensar que todo va a salir bien, algo complicado pero posible.

Ahora tendremos que esperar unas horas vitales para saber si todo ha salido bien y este montañero ha podido ser rescatado, que sería lo mejor que podría pasar. Siempre es importante contar con la fuerza y la entrega del equipo de rescate, que está haciendo todo lo mejor para poder salvarlo. La situación es arriesgada, pero todavía hay muchas opciones de que todo se quede en un gran susto de unos cuantos días. La montaña siempre te puede traer sorpresas desagradables y los montañeros lo saben.