pakistan2.jpg

Desde diferentes zonas de Pakistán se han estado acordando de las personas que lo están pasando mal por las inundaciones, especialmente en el fin del Ramadán en Pakistán, un tiempo de ayuno obligatorio. En este momento muchas personas del resto de Pakistán se han acordado de las personas que en estos momentos lo están pasando muy mal en Pakistán, todo debido a las inundaciones de hace algunas semanas, unas inundaciones que han hecho que muchas familias tengan que vivir en campamentos improvisados y todos juntos en malas condiciones.

La falta de alimentos durante el Ramadán es una paradoja para estos ciudadanos que han perdido sus casa y que tienen una falta muy importante de alimentos, algo que sucede desde el mismo momento en que sus casas quedaron inundadas por las intensas lluvias de ciertas zonas de Pakistán, uno de los países que más está sufriendo las consecuencias del cambio climático, que tiene mucho que ver en estas tragedias humanas. De momento muchos ciudadanos de Pakistán están a la espera de poder recuperar la normalidad y tener un lugar donde poder vivir tranquilamente.

La falta de alimentos no es lo único importante, sino que el agua potable no es tan abundante como antes, así como los medicamentos. De momento la ayuda necesaria está llegando lentamente, aunque por suerte los propios ciudadanos de Pakistán no se olvidan de las personas que lo están pasando mal, especialmente cuando son ciudadanos de un mismo país y esto podría haber pasado en otra zona del país.

Foto|Flickr