pakistan-vistas.jpg

Pakistán ha vivido unos días realmente dramáticos, especialmente porque han asesinado a un ministro en Pakistán y no es precisamente un ministro cualquiera, ya que se trataba de un ministro que estaba en contra de la ley de la Blasfemia y ciertamente ha acabado muy mal. Esto lo que evidencia es que los radicales de cualquier religión no pueden vivir en paz y que tienen que dejar de lado la sociedad, ya que se comportan como animales.

Este asesinado ha corrido a cargo de los más radicales islamistas de Pakistán y que por supuesto nada tiene que ver con una gran mayoría de ciudadanos musulmanes que son personas honradas y que por lo tanto no tienen este tipo de mentalidad de acabar con las personas que piensan diferente o que tienen una religión diferente, como en este caso. Los cristianos están siendo asesinados en Pakistán y hoy en día es realmente peligroso ser de esta religión en este país y en otros muchos, algo que se puede constatar con los hechos.

Por desgracia los islamistas radicales hacen que el resto de musulmanes tengan ya la mala fama y esto es algo injusto, ya que tan sólo es una minoría la que se dedica a asesinar a los cristianos en Pakistán y en otros puntos del mundo, especialmente en países musulmanes de África como es el caso de Nigeria, que es otro ejemplo de lugar peligroso para los cristianos y que cada año se asesinan a muchos de ellos para acabar con la religión.

Foto|Flickr