pakistan2.jpg

Pakistán no ha tenido mucha fortuna en los últimos años, especialmente en estos dos o tres últimos, debido a que los atentados terroristas se han sucedido de manera descontrolada y las autoridades locales no han podido hacer nada para evitar grandes catástrofes, lo que ha desembocado en un descenso notable del turismo en este país, pero es además una situación que provoca que muchos hoteles no tengan apenas turistas, debido a que no están seguros en Pakistán y prefieren viajar a otros lugares del mundo.

También Pakistán está sufriendo en los últimos meses los efectos de unas inundaciones terribles, que han dejado a muchas familias sin hogar y que además ha dejado en la más absoluta pobreza a muchas otras personas, sin sus tierras donde cultivaban y además sin hogar. Lo cierto es que Pakistán está poco a poco sufriendo las catástrofes naturales junto con los atentados de los terroristas, dos fenómenos que sin duda están mermando el turismo en este país, una parte de la economía local que poco a poco se está viendo reducida al máximo.

Aún muchas zonas siguen siendo lugares peligrosos y desde muchos países no se recomienda viajar, porque lo primero es la seguridad para los turistas. Mientras que en Pakistán no cambien mucha cosas, este país seguirá siendo un lugar inseguro y poco recomendable para viajar, al menos en la mayoría de sus ciudades, donde se suceden muchos atentados a lo largo del año, con un resultado terrible en cuanto a víctimas se refiere.

Foto|Flickr