2.jpg

El ministro de Finanzas de Pakistán, Shaukat Tarin, anuncio hoy que su país busca conseguir el respaldo del Fondo Monetario Internacional (FMI) a su programa económico en un plazo máximo de 15 días para asegurar la financiación de otros donantes.

Tarin no precisó si Pakistán, que hace frente a una crisis de su balanza de pagos, solicitará formalmente la ayuda al FMI, pero dijo que necesita la aprobación del organismo a sus planes antes de que otros actores intervengan.

Las instituciones financieras internacionales “aceptaron a colaborar y valoraron nuestro programa económico y nuestra red de seguridad social”, dijo Tarin al Senado paquistaní, según la agencia estatal de noticias. “Pero (éstas) desean que sea aprobado por el FMI antes de proporcionarnos facilidades financieras”, agrego.

Pakistán necesita entre 3.500 y 4.500 millones de dólares para cubrir un vacío financiero y entre 10.000 y 15.000 millones más para evitar la crisis de su balanza de pagos y hacer los ajustes necesarios en los próximo dos años.

Aunque el país ha estado en negociaciones con el FMI, Tarin y otros responsables han declarado su voluntad de evitar recurrir a este organismo y están intentando conseguir ayuda de sus aliados y otros prestamistas multilaterales.

Tarin trasladó al Senado que su Gobierno acudirá al FMI entre los próximos 10 y 15 días para tratar de conseguir el apoyo de la institución a su programa. “Creemos que aunque no recurramos al FMI buscando financiación económica, necesitamos su apoyo a nuestros planes se realicen”, declaró el ministro.

Esperamos que Pakistán puedan resolver su situación económica con el apoyo que le brinden sus aliados y darle un buen uso a sus finanzas para no quedar en decadencia y poder llevar a cabo su programa económico.