pakistan.jpg

Pakistán es un país en el que las leyes relacionadas con la religión persiguen a cualquier persona que no las cumpla, tanto si son musulmanes como si no lo son. Este es el caso de una persona británica que ha sido condenada a pena de muerte por blasfemar, algo que en Pakistán y otros muchos países de religión musulmana tienen presente en sus respectivas leyes.

La defensa de esta persona británica de origen pakistaní han comunicado que el juicio no ha sido todo lo justo que podría haber sido y que además no se ha tenido en cuenta que la persona tiene esquizofrenia paranoide, que es una enfermedad que en determinados momentos afecta a lo que uno puede decir y hacer. Por desgracia no es la primera vez que en Pakistán blasfemar conduce a la muerte y lo peor de todo es que los juicios no parecen a priori muy justos para la persona que se tiene que defender, en este caso en Pakistán.

Sin duda es cuestionable matar a una persona por cualquier tipo de delito pero mucho más cunado se trata de una persona con problemas mentales que blasfema en Pakistán, donde es uno de los delitos que hacen que la justicia condene a muerte a una persona, en este caso a un ciudadano británico de origen pakistaní que se ha encontrado con la dura justicia del país y que no ha tenido en cuenta los informes médicos sobre la enfermedad.

Vía | ABC
Foto | Wikimedia